Allá donde va es la estrella de la fiesta, pero en esta ocasión, con todos los motivos del mundo. Tamara Falcó celebró su 40 cumpleaños a lo grande, con su novio, Iñigo Onieva, y con buena parte de su familia. Por supuesto, Isabel Preysler, que siempre brilla en todas las ocasiones, y su hermana Ana Boyer y su marido Fernando Verdasco. Faltó 'tito' Mario, por cuestiones profesionales, pero Tamara Falcó no puede quejarse de lo bien arropada que estuvo en su llegada a los 40.

Artículo recomendado

Tamara Falcó, radiante, celebra su 40 cumpleaños rodeada de familiares y amigos y con una inesperada ausencia

Tamara Falcó, radiante, celebra su 40 cumpleaños rodeada de familiares y amigos y con una inesperada ausencia

Vestida como una auténtica novia, Tamara Falcó nos desveló sus deseos y sus proyectos para esta década que acaba de estrenar. Su libro, sus estudios de cocina... y ¿su boda? Del posible casorio con Iñigo, por el momento, Tamara no quiere hacer planes. "Vamos por partes... Ahora quiero festejar mi cumpleaños", dijo, con una gran sonrisa. "A ver qué tal se dan los 40...".Y es que Tamara ha descubierto la gran pasión de su vida: la cocina. "Haber descubierto mi faceta como chef, me ha dado una pasión que he podido seguir primero gracias a 'MasterChef' y luego a Cordon Bleu... Estoy llena de ilusiones", comentó.

Tamara e Iñigo posaron juntos por primera vez en un photocall. "Se lo habíamos pedido y ha estado muy generoso por su parte", dijo Tamara. La hija mediana de Isabel Preysler e Iñigo Onieva comparten la afición por la gastronomía y el arte culinario. Mientras Iñigo es un conocido 'foodie', Tamara prefiere estar entre fogones. Sin duda, una pareja que se complementa en todo.