¡Por fin han cambiado de actitud! Tamara Falcó e Íñigo Onieva ya no se esconden y han dejado que a la salida de una reunión con amigos las cámaras les fotografíen juntos. Desde que hace unos días se conoció su relación, la pareja había jugado al despiste. La hija de Isabel Preysler y su nuevo novio habían evitado que se capturasen instantes de ellos juntos y han preferido no hacer ninguna declaración sobre su relación. Pero poco a poco se van mostrando más relajados y han decidido dar rienda a su naturalidad y normalizar la situación.

Artículo relacionado

En las imágenes en las que por fin podemos ver a la pareja sin esconderse de las cámaras mientras son conscientes de que les están fotografiando, aparecen saliendo de un restaurante madrileño. Tamara Falcó e Íñigo Onieva han evitado hacer declaraciones pero han dado un paso más en su noviazgo al dejar que les fotografíen. Para la ocasión ambos han lucido looks de lo más casual y de colores similares que han combinado con zapatillas de estilo deportivo. Una opción de lo más cómoda para planes como el que han hecho junto a su grupo de amigos.

Tamara Falcó e Íñigo Onieva ya no se esconden

Tamara Falcó e Íñigo Onieva se dejan fotografiar juntos.

Gtres

Lo que de momento no han protagonizado son gestos de cariño ante las cámaras. Algo que sí hicieron hace unos días cuando estaban en un restaurante pensando que las cámaras no les estaban fotografiando. En las imágenes se podía ver cómo Tamara Falcó e Íñigo Onieva se hacían todo tipo de arrumacos y no dudaban en besarse mientras compartían una velada con sus amigos en un restaurante. De esta forma Tamara Falcó ha comenzado sus 39 años por todo lo alto. Con nueva pareja y con un momento de grandes éxitos en lo profesional y en el que se va a convertir pronto en marquesa de Griñón.