Con la cara desencajada, prácticamente sin maquillar y con una de sus medallas como únicas joyas –se ha quitado el súper anillo de compromiso que le regaló Íñigo–, Tamara Falcó ha salido a la calle para pasear a sus perritas Vanilla y Jacinta. Pese a saber que la prensa está pendiente ahora de todos sus movimientos, Tamara no quiso desatender las necesidades de sus mascotas. Después, Tamara regresó a su casa para volver a salir más tarde y refugiarse en casa de su madre, en la urbanización Puerta de Hierro.

Artículo recomendado

La esperadísima reacción de Marina Theiss a las imágenes del beso con Íñigo Onieva: "No soy la mujer del vídeo"

La esperadísima reacción de Marina Theiss a las imágenes del beso con Íñigo Onieva: "No soy la mujer del vídeo"

La reacción de Tamara al polémico vídeo en el que aparece su todavía novio Íñigo Onieva besándose con una modelo brasileña es absolutamente lógica. La hija de Isabel Preysler ha aguantado carros y carretas durante los dos años que llevan de noviazgo, y eso que han sido muchas las voces que le han insistido acerca de las muchas deslealtades de Íñigo. Tamara, hasta ahora, lo ha justificado (y perdonado), pero el vídeo es demasiado revelador, por más que Íñigo insista en que es de 2019, cuando aún no salía con Tamara, pues parece ser que el collar que luce en las imágenes fue un regalo de la propia Tamara.

La marquesa de Griñón borró la foto en la que anunció su compromiso y tampoco lleva ya el anillo. Está claro que las explaciones de Íñigo no la han convencido.

No te pierdas las imágenes de Tamara en el vídeo que te ofrecemos aquí.