Omar Sánchez y Sylvia Pantoja han protagonizado una monumental bronca durante una barbacoa y el novio de Anabel Pantoja, muy alterado y enfadado, dio a la cantante donde más le duele. El deportista canario le gritó que vive de hablar mal de su familia por su polémica participación en 'Cantora, la herencia envenenada'. "Se te está viendo la patita ¡normal que Anabel te llamara envidiosa!", le chilló. En la última gala de 'Supervivientes' Jorge Javier le ha preguntado a Sylvia por esta movida y esta se ha roto.

Artículo recomendado

El zasca épico de Jorge Javier Vázquez a Marta López tras su expulsión de 'Supervivientes': "Estoy reventada"

El zasca épico de Jorge Javier Vázquez a Marta López tras su expulsión de 'Supervivientes': "Estoy reventada"

"Fui a ese plató para hablar de mi vida", ha dicho Sylvia Pantoja, que ha vuelto a defender su carrera como cantante a pesar de las zancadillas que, ha dejado caer, le ha puesto su propia prima Isabel Pantoja.

"Me he sentido vetada bajo cuerda. ¿Qué hago? ¿Me quedo callada 36 años más? Estoy aquí en 'Supervivientes' y no tiene nada que ver ni con familia ni con cantante ni nada, ¡soy una más igual que todos!", ha dicho Sylvia Pantoja en Palapa a punto de romperse.

Sylvia Pantoja Supervivientes 2021

Sylvia Pantoja se rompe en Palapa al hablar de su prima Isabel Pantoja.

Telecinco

La prima de Isabel Pantoja está desesperada porque todos sus fallos en la isla se relacionan directamente con su mal rollo con la tonadillera. "Cualquier cosa que hago se me está juzgando. Soy la que menos hablo, porque cuando hablo sube el pan. Soy una tía generosa", ha dicho con la voz casi rota. Sylvia Pantoja ha recordado que ella salió en el plató para relatar la que ha sido su vida.

Sus palabras han conmovido incluso a una de sus grandes enemigas en 'Supervivientes' Lara Sajen, que ha aprovechado la oportunidad para pedirles disculpas por atacarla con este asunto familiar. Tras el disgusto, Sylvia Pantoja ha sido salvada por la audiencia y sigue peleando en el reality. No hay mal que por bien no venga...