Un durísimo revés sorprendió a Susanna Griso el pasado jueves en directo durante su programa 'Espejo público'. La presentadora tuvo que abandonar su puesto de trabajo tras recibir la noticia de la inesperada muerte de su hermana Montserrat Griso.

Artículo relacionado

La periodista catalana, parte de una numerosa familia, ha despedido este domingo a su hermana mayor, rodeada de amigos y familiares, en un sentido funeral celebrado el tanatorio de San Cugat del Vallés, donde la han velado a lo largo de este fin de semana.

Una ceremonia numerosa en la que ha estado la ex alcaldesa de Barcelona Ada Colau, y en la que Susanna Griso ha estado arropada, de forma muy especial, por su marido Carles Torras y sus hijos.

Susanna Griso ha perdido con muy pocos meses de diferencia a su madre, Montserrat Raventós, fallecida en noviembre de 2017 al no poder superar un ictus, un golpe durísimo para la comunicadora que encontró, en la llegada de su hija pequeña en abril de 2018 el mejor de los consuelos cumpliendo así su sueño de ser madre de familia numerosa.

Ana Rosa Quintana, en su programa, así como otros compañeros de profesión, amigos y seguidores se han volcado con la familia Griso Raventós en las redes sociales para enviarles todo su cariño.