Aún quedan cinco semanas de concurso, mínimo, después de que Antonio David Flores se fuera de la lengua y desvelara la fecha de la gran final de 'Supervivientes 2020'. Los concursantes están cada día más débiles por la falta de comida y los enfrentamientos están a la orden del día, pero también cada uno de ellos van evolucionando a nivel personal con el trascurso del reality. Ana María Aldón ha intentado instruir a Rocío Flores en el maravilloso mundo de la pesca... ¡Y lo ha conseguido con creces! La nieta de Rocío Jurado ha pescado cinco peces en tan solo una hora y ha dejado boquiabiertos al resto de integrantes de su grupo.

Artículo relacionado

Hace apenas unos días, Rocío no dejaba de poner excusas para meterse en el agua, por culpa de la presencia de un escualo: "Tengo la regla y los tiburones se sienten atraídos por la sangre".

Ahora las cosas han cambiado. Mientras Albert Barranco, José Antonio Avilés e Ivana Icardi han recogido las algas para mantener en buen estado la playa en la que habitan, Ana María y Rocío se han metido mar adentro. En ese preciso momento, los peces han ido cayendo uno a uno.

"¡He pescado!", ha gritado a los cuatro vientos Rocío ante la mirada de sorpresa de su gran amigo Barranco. "¡Qué fiera! Eres un máquina", le ha dicho él con una sonrisa de oreja a oreja.

Y así hasta llegar a cinco, un ejemplar para cada uno: "Si sigue así vas a vaciar el océano", seguía diciendo el extronista.

rocío flores y ana maría pesca

Solo le ha faltado mentalizarse para conseguir ese gran manjar. Además, como ya destapó su padre, Rocío sabía perfectamente dónde iba y se buscó la forma de viajar a Honduras con los conocimientos posibles gracias a una durísima preparación en una escuela especializada.

Tanto Ana María como Barranco se han mostrado muy orgullosos de la hazaña que acababa de conseguir la sobrina de Gloria Camila. La diseñadora le ha puesto una matrícula de honor mientras que Albert ha reconocido que lo único que le faltaba era tomárselo en serio: "Cuando le coges el truquillo no paras. Al final va a ser verdad que va a pescar más que todos".

Artículo relacionado

Aún así, Rocío no terminaba de creerse lo que había sido capaz de hacer pero no ha podido ocultar la felicidad que siente: "Me ha encantado la experiencia de estar todo el tiempo pescando, le he cogido gustillo. Me he dado cuenta de que me encanta pescar", ha confesado mientras veía como le salía un sarpullido en las manos: "Me pican mucho, ¿es normal? Lo mismo soy alérgica".