¡Menudo susto! Los concursantes de ‘Supervivientes 2020’ viven una aventura continua en Honduras, donde cada día tienen que hacer frente a situaciones más extremas. Al menos, eso es lo que ha demostrado las últimas imágenes de Ana María Aldón, después de que se encontrara con un animal no deseado mientras que pescaba.

Artículo relacionado

El grupo de los mortales ha salido a pescar con ganas de capturar a un pez para así poder cocinarlo durante la noche. Después de que Albert Barranco se hiciera con el primer animal para la cena, Ana María Aldón decidía zambullirse en el agua con la convicción que no volvería con las manos vacía. Sin embargo, no estaba sola en el lugar, sino que había… ¡un tiburón!

José Antonio Avilés Ana María Aldón

La mujer de Ortega Cano se ha llevado un susto de muerte al darse cuenta de que tenía a un tiburón cerca de ella, tal y como ha explicado. “Ha aparecido un tiburón que, cuando me he dado la vuelta, yo no podía nadar más rápido. Madre mía que miedo. Pero un tiburón de los grandes, no de los que veo pasar por la orilla, no, grande grande. Flipando. Digo: ‘este viene a por mí’. Aquí voy a morir en Honduras hombre”, ha asegurado.

Ana María Aldón ha avisado rápidamente a sus compañeros, quienes en un principio creían que se estaba ahogando. “¡Un tiburón, un tiburón!”, ha gritado la diseñadora. Un momento en el que José Antonio Avilés, que se encontraba también en el agua, no ha dudado en salir corriendo para la orilla, en lugar de ir a socorrer a su compañera. “Yo decía: ‘¿qué dice?’ Parecía que hablaba en ruso. De hecho he salido corriendo. Yo lo siento pero soy muy joven”, ha asegurado el joven ante las risas de Rocío Flores y Albert Barranco.

Artículo relacionado

Posteriormente, además, ha querido dejar claro por qué había decidido salir corriendo. “Ana María ha perdido mucho peso, está muy delgadita. Si le muerde o lo que sea tiene poca carne, pero si ya somos dos, ya somos más golosos y seguro que no deja títere con cabeza el bicho”, ha asegurado.