Es muy reticente a hablar con los medios de comunicación. Sin embargo, cuando se trata de defender a su pareja, Pedro Solà coge el teléfono y aclara la situación que se esté debatiendo de manera tajante. Esta tarde, el empresario catalán hablaba en el programa 'Viva la vida' de las duras confesiones que Elena hacía públicas el pasado martes al traspasar el puente de las sensaciones.

"Vi una Elena muy valiente, muy brava", reconocía a la vez que explicaba que uno de los objetivos que tenía la madre de Adara con su paso por 'Supervivientes 2020' era dejar atrás todo ese lastre que le ha acompañado a lo largo de toda su vida.

Artículo relacionado

Con tono serio tal y como nos tiene acostumbrados en sus escasas apariciones públicas, reconocía que no le ha sorprendido que Elena hablase tarde o temprano de estos episodios tan dolorosos para ella: "Creo que gracias al concurso ha sentido diferentes sensaciones y les ha podido sacar provecho. Esto la tenía atormentada cuando escuchó a Adara hablar así en 'GH VIP 7" y es que la superviviente necesitó ver el dolor en su hija para recordar todo lo que vivió y no debió haber permitido.

Elena

Hay que recordar como Adara definió esta época de su infancia como la peor experiencia de su vida y su tía Rosi, hermana de Jesús Molinero, confesaba abiertamente este sábado en el programa como siendo solo una niña iba al colegio con la cara señalada.

Finalmente, Solà se despedía alegando que su intervención en el programa de Emma García era solo para "proteger una situación que ocurrió hace 20 años". Además de soltar todo el dolor, Elena reconocía hace algunas semanas que estaría dispuesta a pasar de nuevo por el altar de la mano del catalán, una propuesta que él aceptaba con un enorme cariño.