José Antonio Avilés cree que Supervivientes 2020 ha sido para él todo un impulso profesional pero la realidad es que los problemas se le están multiplicando y se enfrenta a una situación en su regreso a España cada vez más complicada. A sus elucubraciones durante el reality que lo ha puesto en pie de guerra con la mayoría de sus compañeros se unen las informaciones que han surgido sobre su formación académica, sus negocios o sus aires de grandeza, además sobrevuela la sombra de la polémica sobre el origen de sus exclusivas más conocidas. Por si fuera poco, algunos de sus compañeros de Mediaset, como Ylenia Padilla o Isabel Rábago, han denunciado que han sido 'estafadas' por el periodista.

Artículo relacionado

El colaborador de 'Viva la Vida', en un verdadero aprieto, aseguró el pasado domingo a Jordi González durante 'Conexión Honduras' que a su regreso a España lo explicará todo, pero en los últimos cuatro días el panorama al que se enfrenta es todavía peor.

Su familia, por el momento, quiere mantenerse al margen de tanta controversia, y así se lo ha hecho saber el padre del periodista a Sálvame. El padre de Avilés se ha desmarcado de las polémicas de su hijo y ha dejado muy claro que "él es mayor de edad y tiene su actividad". "Yo ni entro ni salgo en absoluto", ha dicho muy seguro, aunque ha querido dejar algo claro en defensa de su hijo: "No comparto nada, se han dicho cantidad de barbaridades".

Artículo relacionado

"Sobre la vida personal de mi hijo nunca hemos hecho nada ni su madre ni yo", ha terminado dejando con ello bien claro que será su hijo el que se defienda cuando pueda abandonar Honduras. Una realidad que se antoja cada vez más complicada para el periodista, que tendrá que apagar muchos fuegos y dar explicaciones a casi todos sus compañeros.