Ivana Icardi abandonaba la aventura de Supervivientes 2020 a pesar de ser una de las concursantes más luchadoras de la edición. La argentina ha estado casi tres meses en Honduras y su concurso ha estado marcado por su relación con Hugo Sierra. Y así sigue a pesar de su expulsión.

Artículo relacionado

La argentina ha regresado a la isla como fantasma del pasado, como en su día hicieron Nyno Vargas y José Antonio Avilés, y su regreso a la playa no ha podido ser más agridulce. A pesar de que Ivana ha recibido piropazos de todos sus compañeros, incluidos los de Hugo Sierra, sigue muy dolida tras la inesperada ruptura y ha vuelto a recriminárselo al uruguayo, que ha reaccionado.

Hugo cree tener claro lo que pretende su ex y se lo ha dicho a la cara. Ha sido cuando Ivana ha vuelto a insistirle en que tiene sentimientos y no entiende su actitud y el ex de Adara le ha recriminado que está alargando la historia más de la cuenta. "Pasa página, chica. No eres nada mío (...). Tu parte fuera es insoportable, estás vendiendo la historia fuera. Tú lo que quieres es dinero fuera", le ha dicho el superviviente harto y cansado de los reproches de la que en su día fue 'su rubia preciosa'.

Hugo Sierra Ivana enfrentados

Su reencuentro ha acabado como el rosario de la aurora y Hugo e Ivana cada vez están más alejados. Y eso que nada más verse el uruguayo se ha mostrado de lo más cariñoso con su ex: "Estás muy bonita, Ivana, súper guapa, súper guapa", le decía Hugo emocionado de volver a verla. "Fue un alegría muy grande el verla, no me lo esperaba, pensaba que ya estaba en Madrid. La sensación fue muy buena cuando la vi", contó Hugo ante la cámara después de prepararle una tortilla hondureña como obsequio de despedida. Un primer buen paso para su reconciliación que no terminó de cuajar.