Carlos Lozano lo ha dado todo en 'Supervivientes'. El presentador se ha entregado por completo durante el mes y medio que ha estado en el concurso, hasta que fue desbancado por Chelo García Cortés del palafito, donde ha vivido varias semanas como pirata olvidado.

Artículo relacionado

Carlos ha derrochado energía durante su estancia en Honduras, y al final tanto ajetreo (y discusión) han acabado pasándole factura en el físico. Cuando se ha mirado al espejo no se lo podía creer.

El superviviente, que ha perdido 13 kilos y medio, se ha reencontrado con si mismo ante el espejo en directo durante 'Conexión Honduras'. "¡Parezco un faquir!", ha gritado a Jordi González, "mi madre estará preocupada".

El ex novio de Mónica Hoyos se ha mostrado encantado con su nueva imagen. "Guau, nunca me he visto tan delgado, pero verás en cuanto tonifique un poco... Me molo", ha revelado.