Atrás quedaron los días de lágrimas, sollozos y lamentaciones deLolacuando se convirtió en la primera expulsada de 'Supervivientes 2021'. La expretendienta fue la encargada de estrenar Playa Destierro, un destino un tanto peculiar y nada confortable que recuerda a todo menos a una playa paradisíaca. "No quiero estar aquí. Estoy muy mal", se lamentaba la leonesa hace algunos días, una situación que afortunadamente ya es cosa del pasado y es que la joven está empezando a cogerle el gustillo a esta aventura.

Artículo relacionado

Tras una primera semana en Playa Destierro donde ha sufrido la soledad, la picadura de bichos, el hambre y la desolación, Lola ha cambiado de chip y está encantada con la experiencia. La de León ha vivido una auténtica montaña rusa de sentimientos. "Ya estoy acostumbrada a mi hábitat", le contaba a Jorge Javier Vázquez.

Lola

Lola, muy feliz en Playa Destierro

Mediaset

Lola está venciendo todos sus miedos y no puede estar más orgullosa. La que fuera participante de 'La isla de las tentaciones' desvelaba que en su vida real temía incluso dormir sola, tanto que a veces tenía que encender una luz. Es tal el cambio que ahora no solo duerme "a pierna suelta" sino que no le preocupa estar rodeada de serpientes e higuanas. La joven es consciente de que esta aventura le está cambiando a todos los niveles y que volverá a España totalmente renovada: "Odio estar sola pero aquí soy feliz conmigo misma", afirmaba con emoción.

Artículo relacionado

La soledad se ha terminado. Este jueves, Lola recibía con alegría a su nuevo compañero. Antonio Canales se convertía en nuevo inquilino de Playa Destierro tras su expulsión y será la semana que viene cuando con el tercer expulsado de la edición conozcamos al primer concursante que coja el avión rumbo a España.

Lola y Canales

Lola y Canales nuevos inquilinos de Playa Destierro

Mediaset