Nada más comenzar la nueva edición de 'Supervivientes 2020', Yiya se ha convertido en la auténtica pesadilla de Rocío Flores y del resto de concursantes, ya que ha mantenido enfrentamientos con la gran mayoría. La periodista andaluza ha empezado con mal pie el reality pero, sin duda alguna, el gran descubrimiento para la audiencia ha sido Alejandro Reyes.

El hijo de Ivonne Reyes y Pepe Navarro es el participante más joven y el que más risas ha provocado en la primera gala debido al ataque de histeria que ha sufrido antes de saltar desde el helicóptero.

Artículo relacionado

El modelo de 19 años ha tenido la gran responsabilidad de ser la primera persona en hacer el salto inaugural de la temporada: "Buenas noches España", ha comenzado gritando a Jorge Javier Vázquez.

"Mamá te quiero mucho. Mi familia, mis amigos... ¡Just fucking do this! Wow", ha continuado sin dejar de chillar en ningún momento. Unas palabras que ha provocado que su madre se muera de risa en pleno directo.

alejandro reyes

El presentador le ha querido preguntar el motivo por el que está tan espídico y Alejandro le ha respondido muy contundente: "No es la adrenalina, yo soy así", ha dicho sin parar de gesticular.

Esta reacción ha corrido como la pólvora en redes sociales y muchos usuarios han llegado a la misma conclusión: "Tiene que llegar a la final, ¡qué fantasía de hombre!"

Alejandro se postulaba como uno de los participantes más desconocidos, en cuanto a su personalidad. Se ha mantenido apartado de los focos, a pesar del escándalo público debido a la batalla judicial que han mantenido Ivonne contra Pepe Navarro, con el objetivo de que éste reconociera su paternidad.

Al contrario que su compañera Fani, que ha sufrido un bloqueo muy serio desde las alturas... ¡Alejandro se ha lanzado! Sin pensárselo dos veces y sin dejar de mirar al agua.