La inesperada muerte de Fran Álvarez este domingocon solo 43 años caía como un jarro de agua fría para todos. Los que lo conocían resaltaban su bondad, profesionalidad y alegría, una serie de virtudes que lamentablemente ya forman parte del recuerdo de sus seres queridos. A pesar de vivir durante años con la presión de la prensa por convertirse en el marido de Belén Esteban, el camarero nunca quiso fama y así lo demostró con sus actitudes a lo largo de los años.

En una de sus últimas entrevistas a Lecturas en las que Álvarez habló del infierno que había vivido con la adicción a las drogas, también anunció que tenía un proyecto profesional muy ilusionante por cumplir: participar en 'Supervivientes'. Un reality diferente en el que soñaba con mostrarse tal y como era sin la sombra de la Esteban.

Artículo relacionado

Cada año, el ex marido de Belén Esteban era uno de los nombres que sonaba con más fuerza para viajar a Honduras, pero por desgracia para él nunca se cumplió. ¿El motivo? Muchos son los que dejaban claro que la culpa de que el camarero no hubiese tenido más presencia en televisión la tenía su ex mujer: "Lo que siempre se ha dicho es que Fran no ha ido a 'Supervivientes' porque Belén lo tenía vetado en esta cadena", explicaba Mila Ximénez allá por 2018. Unas declaraciones que él subrayaba en Lecturas:"No entiendo el rencor y el odio que me tiene".

Sin embargo, la colaboradora de 'Sálvame' se mostraba impasible ante dicha información: "No tengo nada que decir. Que vaya donde quiera, que hable donde quiera".

Sea como fuere, lo que es una realidad es que Fran Álvarez se ha ido sin cumplir uno de sus mayores sueños. Una oportunidad que se le brindó en más de una ocasión y que por unas cosas u otras nunca terminó de cuajar. Ahora es toda una incógnita como hubiese sido su participación en la isla más famosa.