Violeta Mangriñánha confesado que está pasando por un momento complicado. La que fuera tronista de ‘Mujeres y hombres y viceversa’ ha desvelado que ha recaído en la anorexia. Desde que se dio a conocer en televisión, son varias las ocasiones en las que la exconcursante de ‘Supervivientes’ ha hecho saber lo que le afectan algunas críticas, en especial las dirigidas a su físico. Esto se debe a que en el pasado sufrió trastornos alimenticios. Un problema de salud que ha llegado de nuevo a su vida. En su canal de Mtmad Violeta ha hecho referencia a lo complicada que le está resultando esta etapa. Una época en la que son fundamentales los apoyos con los que cuenta. Entre ellos está el de alguien muy especial para ella que le entiende a la perfección. Se trata de Marta López Álamo.

Artículo relacionado

La novia de Kiko Matamoros se ha convertido en uno de los pilares de la ‘influencer’ en esta dura recaída. Violeta ha dedicado unas palabras a Marta para agradecer todo lo que está haciendo por ella. “Necesito hablar con gente que de verdad me entienda. La tengo martirizada pero me está ayudando muchísimo”, ha contado sobre lo fundamental que es el apoyo que le brinda la modelo a diario. Marta confesó hace tiempo que hace años también sufrió trastornos alimenticios,de ahí que Violeta y ella se entiendan a la perfección en este asunto.

Violeta Mangriñan

En su momento, la novia del colaborador reveló que sufrió anorexia cuando tenía 13 años y que durante cuatro años lo pasó fatal con este tema. No dudó en hablar de la inseguridad que sentía en aquella época y cómo la mentira estuvo muy presente en su vida. "Me han quedado dos cicatrices en las clavículas porque se me clavaban los huesos. El hueso del coxis, tal y como me dijeron los médicos, se me iba a salir”, contó sobre las secuelas físicas de su trastorno. La intención de Marta al contar todo esto fue dar visibilidad a este tema y ayudar a quienes estuvieran pasando por lo mismo. Algo que como mínimo con Violeta ha conseguido.