Menudo año repleto de emociones ha vivido Sara Carbonero. Nuevos proyectos laborales, la mudanza de Oporto a Madrid y la recuperación de su enfermedad han marcado sus últimos doce meses. La mujer de Iker Casillas cierra 2020 anunciando una nueva etapa laboral que para ella es muy especial. Sara estrenará en enero trabajo en la radio, concretamente en Radio Marca, la emisora en la que comenzó su trayectoria profesional. Ella misma ha explicado que se pondrá al frente de “una sección que comenzará en enero y que será mi pequeño rinconcito para 'cambiar el mundo, hablar de más o enredar un poco…' como lo resumirían Leiva y Rubén”. Como previa a su nuevo trabajo, la presentadora ya ha estado en la emisora y tan bien se ha sentido allí que se ha abierto en canal y por primera vez ha hablado en un medio de su enfermedad.

Artículo relacionado

Sara Carbonero ha hablado del tumor en el ovario que le diagnosticaron en el año 2019 y que coincidió con el momento en el que a Iker Casillas le dio un infarto. La presentadora ha abordado el tema desde la naturalidad y lo primero que ha dicho sobre este asunto es que cuando sucede, “hay que normalizar las cosas, pasan a mucha más gente de lo que pensamos pero pensamos que a ti no te toca”. La mujer del portero ha intentado sacar el lado positivo de uno de los momentos más duros de su vida. Sara ha dicho que la de su enfermedad ha sido “otra etapa, hay que aprender a vivir con lo que hay, sin miedo”. Y si algo ha aprendido ella de este duro trance es que “todos somos más fuertes de lo que pensamos”.

Sara Carbonero

Sara Carbonero, feliz con su regreso a la radio.

Instagram @saracarbonero

Otra de las cuestiones de las que ha hablado Sara Carbonero es sobre qué piensa Iker Casillas de su regreso a la radio. La amiga de Isabel Jiménez ha asegurado que su marido “me anima, me apoya. Todo lo que sea que yo esté contenta e ilusionada, él está contento”. De esta forma ha dejado ver que su matrimonio se encuentra en un buen momento y que en su regreso a Madrid ambos se han convertido en un gran apoyo el uno para el otro, tanto en lo laboral como en lo personal.