Sandra Pica se ha sincerado con Jorge Javier Vázquez ante la posibilidad de ser expulsada este jueves de 'Secret Story'. La catalana ha hablado con el presentador en el cubo en pleno duelo -muy ajustado- con Cynthia Martínez, pero lo ha hecho tranquila y con los ojos brillantes y llenos de vida. Esto ha llamado la atención de Jorge Javier.

Artículo recomendado

'Secret Story': Miguel Frigenti, sin contemplaciones, desenmascara a Cristina Porta e Isabel Rábago

'Secret Story': Miguel Frigenti, sin contemplaciones, desenmascara a Cristina Porta e Isabel Rábago

"Esta noche puedes separarte de Julen", le ha dicho Jorge Javier Vázquez, pero Sandra Pica le ha dicho que en esta ocasión está mucho más tranquila. Sandra tenía pavor a separarse de nuevo de Julen pero después de que ambos hayan hecho oficial su relación está más relajada y con mil planes pensados para hacer en pareja. "Vamos a ir Amsterdam juntos", ha contado emocionada.

Sandra Pica y Jorge Javier

Sandra Pica se abre en canal con Jorge Javier en 'Secret Story'.

Telecinco

Ha sido en este momento cuando Jorge Javier le ha confesado: "Esa cara de felicidad nunca te la he visto con Tom, Sandra". Y ella ha asentido un poco nerviosa: "Ya lo sé. Soy consciente de que jamás he tenido estos sentimientos por él. Julen fue la persona que me hizo ver que realmente estaba con una persona que no me quería como merecía", ha dicho Sandra Pica.

julen y sandra pica

Julen y Sandra se han hecho novios en 'Secret Story'.

Telecinco

Sandra Pica ha contado que al principio ella y Julen se asustaron porque no estaban preparados y acabaron separándose, pero que el destino ha querido unirlos en 'Secret Story', la experiencia que les ha cambiado la vida y en la que han podido conocerse a fondo. Ahora, Sandra sabe que quiere un mañana con Julen: "Por los valores y por cómo me cuida. Eso jamás lo he sentido por Tom ni ninguno de los chicos con los que he compartido mi vida". "Si estamos aquí juntos es por algo... Le quiero y si salgo de aquí le espero", ha dicho enamorada como nunca.