De la imagen de Kiko Matamoros han corrido ríos de tinta este verano, y la polémica parece no tener fin. El colaborador ha regresado este sábado a televisión para dar la cara sobre todos los asuntos de los que ha sido protagonistas estas últimas semanas, que no son pocos, y contar cómo se sientetras haber tenido que pasar por quirófano varias veces y estar realmente mal de salud.

Artículo relacionado

Además de hablar largo y tendido sobre el enfrentamiento entre su hija Anita Matamoros y su novia Marta López Álamo, el ex de Makoke ha asegurado sentirse mejor aunque aún su recuperación es lenta. "Lo malo ha pasado ya y lo que espero es que no haya más complicaciones", ha dicho 48 días después de la operación de vesícula que tantos problemas y malestar le ha causado. Y que tanto se ha dejado notar en su físico.

Pero no solo por su peso, el rostro Kiko Matamoros también es distinto tras los últimos retoques, tan comentados y polémicos, que le hizo su nuera, Carla Barber, a principios de verano. El colaborador ya mostró el cambio definitivo de su rostro a Lecturas desde el hospital, pero en su primer día en televisión tras tantos días alejado de todo ha vuelto a convertirse en noticia por el hinchazón de sus labios. Y lo ha querido aclarar. "Quiero aclarar que tengo los labios muy hinchados por la operación de esta semana y por pasar por quirófano, no por otra cosa", ha querido dejar claro antes de que se armara un nuevo revuelo por un posible nuevo retoque estético.

Kiko Matamoros labios Deluxe

"El lunes tengo una revisión para retirar el catéter externo que tengo colocado, y nada... Deseando volver a la normalidad, a mi normalidad, a poder ir comiendo un poco más, hacer un poco de deporte. A recuperar mi peso y condiciones físicas", ha dicho Matamoros, cuyo físico ha cambiado bastante tras perder más de 14 kilos.