La historia de amor de Adara Molinero y Gianmarco Onestini ha dado un nuevo (e inesperado) giro después de que la ganadora de 'GH VIP 7', a la que hizo una propuesta de amor en firme en la final del reality, haya decidido marcharse a Palma de Mallorca para estar con su bebé. Y donde se ha encontrado, lógicamente, con Hugo Sierra, el padre de su hijo.

Después de no haber tenido noticias de la que era su amada hasta el pasado jueves (solo un escueto mensaje en Instagram que decía "tenemos que hablar"), el italiano se ha sentado en 'Sábado Deluxe' y no ha tenido ningún reparo en confesar la decepción y el dolor que siente hacia su 'Adari'.

Artículo relacionado

"Me siento decepcionado, dolido y también un poquito cabreado por la situación, pero también conmigo, por haberme fiado otra vez", ha compartido Gianmarco, que ha recordado el dolor que sintió la primera vez que vio a Adara besarse con Hugo Sierra dentro de la casa de Gran Hermano y aún así siguió apostando por ella: "Es la segunda vez que mi corazón se rompe". "Ha desaparecido desde la final. Yo entiendo que tiene que estar con su familia, pero dime algo. Me esperaba al menos un mensaje, creo que merecía respeto", ha dicho a María Patiño.

gianmarco adara

Gianmarco, muy enfadado, ha insistido en que él "nunca" ha cambiado su "versión". "Lo que hemos vivido dentro de la casa era real y fuerte. Pero, aún teniendo mi número no me ha escrito ni llamado, y después de grabar el debate se marchó sin hablar conmigo", ha compartido, confesando que lo que más le ha chocado es lo "frío" que está siendo todo. "Me siento bobo", ha terminado.

El italiano ha visitado 'Sábado Deluxe' tras las palabras de Adara con Lara Álvarez, pero ha defendido que su entrevista estaba cerrada desde hace una semana. "Me arrepiento de haberme besado dentro de la casa porque le hice daño a Hugo. Podría haber esperado...", reconocía la ganadora de 'GH VIP 7' a Lara Álvarez en una breve conversación. Palabras que han descolocado por completo a Gianmarco que daba por hecho, tras su noche de pasión, que su relación ya era oficial.