Carlos Lozano y Miriam Saavedra han retomado oficialmente su relación. Así lo ha reconocido el ex superviviente en 'Sábado Deluxe', donde además ha revelado que muy pronto irán a vivir juntos.

"Me volví loco por ella en Perú, y desde el principio tuve ganas de formar una familia con ella", ha contado el presentador. Pero no solo esto, Carlos ha asegurado que no le importaría tener hijos con la princesa inca.

Artículo relacionado

Entre tanto amor, y con los rumores de su infidelidad a un lado, Carlos Lozano se ha animado, a petición del programa del sábado noche de Telecinco, a vivir un momento de lo más romántico junto a su novia, y no de cualquier manera sino hincando rodilla y pidiéndole la mano. Lo que no se esperaba es que el momento romántico ha acabado siendo uno de los más vergonzosos de su vida.

Anillo en mano, Carlos Lozano no ha hincado rodilla pero sí que le ha pedido matrimonio a Miriam Saavedra: "Sabes que te amo mucho y lo haremos cuando los dos queramos. ¿Quieres?". La respuesta de ella no ha dejado indiferente a nadie, y es que en realidad no ha habido respuesta, Miriam no paraba de mirarse en uno de los plasmas del plató durante todo el rato. Tan centrada estaba la peruana en estar mona que no ha llegado a decirle que sí a su chico en ningún momento y, lo que es peor, le ha hecho no una sino dos cobras.

Carlos Lozano no sabía dónde meterse y al final ha acabado enfadándose. "Cómo te estás mirando a la cámara ahora no te doy el beso", le ha dicho el presentador. "¡Pero qué manera de estropear el momento!", han gritado los colaboradores.

Artículo relacionado

Tras esto y una vez Miriam ha dicho que "sí" pero que antes Carlos Lozano tendrá que pedir la mano a su madre, el ex superviviente ha intentado arreglar la situación asegurando que ambos han llegado a una especie de pacto de discreción y que por eso la peruana ha actuado así.

"He apostado por Miriam, por encima de mi familia, de mi hija… Voy a seguir con ella y aunque me digan lo contrario, si me equivoco me equivoco", ha asegurado Carlos Lozano. A lo que ha añadido para terminar: "Al final Luna tendrá que aceptarlo, y al revés. Tengo una hija de 15 años y está en el pack, y me encantaría ir con mi hija y mi pareja a un cine, o comer con Mónica tranquilamente, pero no lo he conseguido".