Durante años, Rosario Mohedano se posicionó como la mediadora dentro la guerra familiar. Al contrario que el resto de miembros, la hija de Rosa Benito y Amador Mohedano sí que mantiene el contacto con su prima, aunque protege sus lazos con celo desde hace tiempo. Sin embargo, su relación pareció enfriarse públicamente el pasado julio, cuando la cantante llegó a asegurar en su cuenta de Instagram que era “la oveja negra” del clan.

Artículo relacionado

Varios meses después de que esto sucediese, Rosario Mohedano parece haber recuperado su papel equidistante dentro de la familia. La hija de Rosa Benito intenta llevarse bien con todos, aunque haya veces que sí que diga abiertamente lo que piensa, tal y como reconoció en una revista en exclusiva para Lecturas. “Soy mediadora, siempre estoy en medio y eso es difícil. Cuando tengo que decir algo o tirar de las orejas, lo hago. Con los míos no me corto. En eso, he salido a mi tía”, aseguraba en abril de 2020.

rocío carrasco y chayo mohedano

Así, Rosario Mohedano es capaz de mantenerse entre dos aguas e intentar llevarse bien con Rocío Carrasco y Rocío Flores a la vez. Sin ir más lejos, la hija de Rosa Benito ha compartido en la sección de stories de su cuenta de Instagram una imagen en la que utiliza el filtro que Rocío Flores ha creado. “Es maravilloso como ella”, ha asegurado. Así, tiende la mano a la joven al igual que hizo hace apenas un mes con su madre.

Artículo relacionado

Fue el pasado 31 de agosto cuando, tras llamarla oveja negra, Rosario Mohedano compartió una fotografía en la sección de stories en la que aparecía de joven junto a su prima. Un gesto con el que le tendía la mano a Rocío Carrasco y hacía pensar a todos que había habido un acercamiento entre ambas. Algo que la mantendría como la mediadora de la familia.