Pensábamos que lo había contado ya todo. Rocío Carrasco se ha abierto en canal para narrar el que fue, sin duda, el episodio más duro de su vida: la agresión que sufrió de manos de su hija, Rocío Flores. “Hay una agresión que a mí me hace con un cuchillo, yo solo quería hacerle ver que eso no era bueno”, asegura en su documental. Pero Rocío calló este hecho concreto para que la condena no fuese peor para su hija...

Artículo recomendado

La decisión más dura de Rocío Carrasco: no quería vivir con su hija, Rocío Flores

La decisión más dura de Rocío Carrasco: no quería vivir con su hija, Rocío Flores

“Hay una agresión que luego niego en el Tribunal de menores porque no quería ser la culpable de que le cayeran más cosas”, explica ahora Rocío Carrasco en relación a la terrible agresión que sufrió por parte de su hija Rocío Flores. “Hay una agresión que me hace con un cuchillo, está en la cocina y está pelando una manzana y mi enano se mete en medio... Yo le decía a ¿Rocío, tú ves lo que has hecho?”.

La hija de Rocío Jurado no quiso narrar este hecho en sede judicial para no empeorar el futuro de su hija. Había sido esta, acompañada de su padre, la que había acudido a la policía para denunciar a su madre y así se inició el procedimiento que acabó con la condena para la entonces menor. "Lloro porque ella fuera capaz de participar en algo tan sumamente cruel para una madre", ha rematado intentado cerrar una etapa nefasta de su vida.

Rocío Carrasco

Rocío Carrasco decidió callar la agresión que le hizo su hija con un cuchillo

Telecinco

"Rocío estaba dentro del dormitorio de David. Le estaba pegando voces al niño, me metí en medio y le dije que dejase a su hermano en paz y que se fuera a su cuarto. Entonces, empezó a increparme y a decirme 'que sepas que en septiembre no me trae a esta casa ni un juez ni tu padre ni tu madre que está muerta, maltratadora'", ha relatado Rocío Carrasco con los pelos de punta. "En el pasillo me decía ‘venga pégame Rociito’”.