Como cada noche que se pone al frente de ‘Montealto, regreso a la casa’, Rocío Carrasco tiene recuerdos preciosos para sus padres. Inevitablemente, al recrear la casa en la que vivió junto a Rocío Jurado y Pedro Carrasco, la hija de la cantante y el boxeador se remonta a los momentos más significativos del matrimonio. En estas tres entregas que lleva de este homenaje tan especial, Rocío ha hablado de cómo fue su relación, de su separación y de algunos de los instantes que vivió junto a ellos. Además, se ha referido a Ortega Cano y a Raquel Mosquera, las parejas posteriores de sus padres. Pero esta noche ha querido dejar algo claro más allá del divorcio de Rocío y Pedro. Rocío Carrasco ha querido recalcar que Rocío Jurado fue el amor de la vida de Pedro Carrasco y viceversa. Una conclusión con la que Raquel Mosquera y Ortega Cano podrían no estar de acuerdo. Lo ha hecho al hablar de la segunda oportunidad que casi se dieron.

Artículo recomendado

Gloria Camila muestra su acuerdo con Rocío Carrasco sobre la cuestionada actitud del resto de la familia

Gloria Camila muestra su acuerdo con Rocío Carrasco sobre la cuestionada actitud del resto de la familia

Rocío Carrasco ha recordado que después del final del matrimonio de sus padres, entre Rocío Jurado y Pedro Carrasco “hubo amago de oportunidad”. Además, ha hecho hincapié en que el hecho de que sus padres decidieran divorciarse no significó que se llevaran mal. Todo lo contrario. La protagonista de ‘Montealto, regreso a la casa’, ha reiterado que su ruptura fue armoniosa y que ni mucho menos terminaron tirándose los trastos a la cabeza. Para dejar claro lo importantes que fueron el uno para el otro, Rocío Carrasco ha gritado a los cuatro vientos que “eran el complemento perfecto”.

Rocío Carrasco

Rocío Carrasco en 'Montealto, regreso a la casa'.

Telecinco

Rocío Carrasco, para que no quede ningún tipo de duda, ha recordado a todos que “el uno por el otro sentían pasión. Amor puro y duro”. De esta forma ha rendido un homenaje precioso a sus padres, a los que tiene muy presentes en cada paso que da.