La celebración de multitudinarias fiestas en tiempos de pandemia está a la orden del día. Este martes, el programa 'Todo es mentira' recogía lo sucedido en una polémica celebración bautizada como la 'fiesta de influencers' con Omar Montes a la cabeza. Ha sido en este momento cuando el presentador Risto Mejide ha estallado en defensa de la profesión que da de comer a su mujer, Laura Escanes.

Artículo relacionado

"La gente pensará que hablo porque estoy casado con una influencer, pues igual sí", empezaba sin poder evitar mostrar su malestar. "La veo trabajar todos los días y dejarse insultar por mucha gente que no sabe el trabajo que eso conlleva", decía visiblemente enfadado. Pero no se quedaba ahí y resaltaba la labor no solo de Laura Escanes sino de algunas de sus amigas: "Conozco a muchas influencers que son amigas y que trabajan muchísimo de una forma muy responsable, que representan valores de marcas y se ven perjudicadas por titulares como los que acabamos de ver".

Risto Mejide

Risto Mejide presentando 'Todo es mentira'

Mediaset

Con todo esto, Risto Mejide ha querido dejar claro que no se puede llamar 'influencer' a cualquiera: "¿Qué es eso de decir 40 influencers en una fiesta? Hay un gran paso para llamarlos influencer, ¿Sabéis cuál es? La representación de las marcas y los valores. No son influencers, son descerebrados", sentenciaba criticando la falta de responsabilidad de los protagonistas.

Su vida un año después de ser papás

Laura Escanes ha preferido mantenerse al margen de esta polémica y desviaba la atención con un clásico 'preguntas y respuestas' a través de Instagram. Muy sincera, la catalana ha reconocido que el amor por la pareja tras la llegada de los hijos hay que cuidarlo a diario: "El amor por los hijos siempre sale solo pero con la pareja hay que cuidarlo. Puede parecer una tontería, pero es verdad. Tenemos que encontrar siempre momentos para nosotros", manifestaba con naturalidad.