Su madre, su guía

Ricky Rubio: la tragedia que es esconde tras un campeón del mundo

El jugador de la Selección Española de baloncesto perdió a su madre en 2016 y desde entonces le dedica todos sus triunfos.

Actualizado a

1 /6

1 / 6

Ricky Rubio-final

2 / 6

ricky-rubio1

3 / 6

Ricky Rubio-final2

4 / 6

Ricky-Rubio2

5 / 6

Ricky Rubio

6 / 6

Ricky-Rubio3

Ricky Rubio vive uno de los momentos más dulces de su carrera profesional. Este fin de semana se ha convertido en campeón del mundo con la selección española de baloncesto, un triunfo que ha dedicado a su madre, que falleció en mayo de 2016 tras cuatro años padeciendo cáncer de pulmón. En estos momentos tan importantes de su carrera, el jugador de la NBA tuvo un bonito de detalle con Tona, como así la llamaban en casa, con el que ha emocionado a las redes sociales.

Relacionado con esta noticia

“Sé que desde ahí arriba estará muy contenta. Hay alguien que siempre está ahí…”, confesó el deportista tras su triunfo. Ricky está convencido de que su madre, allá donde esté, está pendiente de todos sus logros y su fuerza es fundamental para conseguirlos. “Perdí a mi madre hace tres años y desde entonces está ahí, empujándome para que dé lo mejor de mí. Ella aún me guía cada día. Incluso ahora que no está, puedo sentirla”, admitió.

Tras la muerte de su madre, Ricky pasó por un momento muy duro, tanto que incluso se planteó dejar el baloncesto, el deporte por el que tanto se había sacrificado y tantas alegrías le había dado en toda su vida. Sin embargo, sacó fuerzas y, por ella, continuó con su camino, además de hacer una gran labor para luchar contra el cáncer que se había llevado a su madre con 56 años. Antes de que Tona se fuera para siempre, Ricky le prometió que haría todo cuanto estuviera en su mano para colaborar con las personas que, como su madre en su día, luchan contra el cáncer.

Te recomendamos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?