Poco a poco, María Teresa Campos vuelve a retomar sus rutinas tras anunciar su ruptura con Bigote Arrocet. Un punto y final a casi seis años de amor del que ahora se repone arropada y rodeada de su círculo íntimo. Precisamente son sus hijas y otras personas que lo componen quienes están aclarando el ánimo con el que está afrontando este trance emocional. Ahora, y a pesar de que llevan mucho tiempo sin compartir plató, Carlota Corredera se ha animado a contar los detalles más significativos de la conversación que han mantenido hace escasas horas.

El suyo ha sido un encuentro fruto de la más absoluta casualidad. Y bendita casualidad, sin lugar a dudas. Ambas presentadoras, que han trabajado codo con codo en el pasado y en numerosos proyectos de éxito, han protagonizado un emocionante reencuentro mientras hacían los recados para el Día de Reyes en el mismo centro comercial.

Artículo relacionado

Carlota ha relatado los pormenores de esta bonita coincidencia en 'Sálvame' y ha incidido en varios momentos de especial relevancia dada lo reciente de la ruptura de Teresa con Edmundo.

Ha sido precisamente en la sección de libros en la que se han saludado efusivamente. "He visto primero a su persona de confianza y luego a María Teresa y nos hemos dado un abrazo", contaba con cierta emoción.

Corredera ha reconocido que se ha mostrado con ella, en un principio, "a la expectativa" y ha explicado el porqué de su actitud con la veterana periodista: "Es cierto que con las Campos es complicado tratar, porque a veces nos meten a todos en el mismo saco. Y, estando en un momento complicado, nunca sabes cómo puede reaccionar".

Artículo relacionado

Carlota no ha negado que le ha querido tomar el 'pulso' a María Teresa, teniendo en cuenta las circunstancias tan excepcionales que atraviesa. Si bien, la actitud de sus hijas Terelu y Carmen, unida al desgarrador comunicado donde anunciaba su ruptura, hacían pensar en la fragilidad que ahora la inunda, Corredera se ha encontrado a una matriarca de las Campos muy entera y serena.

"Yo la he encontrado bien. Se ve que está bien e iba arreglada. La he visto tranquila", han sido las impresiones que ha tenido en la breve y distendida charla que han mantenido. Y su percepción no le ha engañado, pues la propia María Teresa se lo ha confirmado: "Estoy bien". A pesar de que también le ha confesado: "Han sido unas navidades complicadas".

Cuando se han despedido, Carlota le ha deseado que los Reyes le traigan "lo que te mereces". A lo que María Teresa, que también le ha revelado que "está con proyectos", le ha dado una respuesta menos 'liviana' de lo que parece: "Yo este año pido dos cosas: tranquilidad y trabajo".