Jesulín de Ubrique y toda su familia han sufrido un duro varapalo. El primo del del diestro, Pedro, ha fallecido a los 55 años tras sufrir varias complicaciones en el postoperatorio. El único hijo de la hermana de Carmen Bazán, Laly Bazán, ha sido incinerado este domingo 21 de junio en el sanatorio de Villamarín de Cádiz, hasta donde se desplazaron todos sus seres queridos.

El triste desenlace se ha producido después de que Pedro sufriera varias complicaciones derivadas de una intervención quirúrgica por la que llevaba unas semanas ingresado en el hospital. Soltero y sin hijos, el fallecido vivía con su madre, a quien estaba muy unido. Por ello, toda la familia se ha centrado en Laly Bazán, quien se encuentra destrozada por la temprana pérdida de su primogénito a los 55 años.

Artículo relacionado

Un duro golpe también para Jesús Janeiro y el resto de sus hermanos, ya que han crecido juntos. Todos ellos han acudido al tanatorio, algo que sin embargo no ha podido hacer Carmen Bazán, ya que se encuentra en casa confinada por precaución ante el coronavirus. En el caso del diestro, ha estado en todo momento acompañado por María José Campanario, quien se ha convertido en su mejor apoyo en estos duros momentos.

La pareja no ha dado en aparecer tras varios meses alejados de los focos para apoyar a toda la familia en estos duros momentos. El diestro ha querido así devolverle todo el cariño a su tía, quien en el pasado no dudó en defender a su sobrino con uñasy dientes en los medios de comunicación.

Artículo relacionado

Un duro golpe que llega después de que Jesulín de Ubrique concediera su primera entrevista tras meses alejado de los focos. Lo hizo en el programa ‘Mano a mano’ del canal autonómico Castilla-La Mancha, donde incluso habló de que ‘Supervivientes’ lo había tentado en alguna ocasión para que se convirtiera en uno de los concursantes del ‘reality’.