Un acto muy especial ha llevado a don Felipe y doña Letizia hasta Portugal este lunes. Los monarcas han inaugurado el “Botton-Champalimaud Pancreatic Cáncer Centre”, la primera institución del mundo dedicada a la investigación y al tratamiento del cáncer de páncreas, sin duda, todo un avance en esta dura enfermedad.

Para la ocasión, la reina Letizia ha echado mano de su fondo de armario y ha rescatado un diseño muy favorecedor de uno de sus estampados favoritos, los lunares. La mujer de Felipe VI ha elegido un vestido de largo midi, con falda plisada y manga abullonada con volantes firmada por Emporio Armani que estrenó en 2020 durante una visita a Huelva y Cádiz.

Artículo relacionado

Letizia y Felipe en Portugal

La reina Letizia saluda a al Presidente de la República Portuguesa, Marcelo Rebelo de Sousa

Casa Real

Si te quedaste con ganas de conseguirlo hace un año estás de suerte porque sigue disponible en la web de la marca por 228 euros. Como viene siendo habitual, la Reina completaba su acertadísimo estilismo con un pequeño cinturón de color negro que acentuaba su cintura y que combinaba a la perfección con sus complementos: bolso con cadena de y los clásicos stilettos de piel de serpiente de Manolo Blahnik.

Artículo relacionado

Lo que tampoco ha pasado desapercibido en las escasas imágenes que ha compartido Casa Real de este encuentro es la melenaza de doña Letizia. La Reina ha lucido su cabello suelto peinado con unas ligeras ondas muy favorecedoras que daban mucho volumen al cabello.

Reina Letizia en Portugal

La reina Letizia durante su visita relámpago a Portugal

Gtres