Sálvame está de luto y no hay ni un solo colaborador que se encuentre destrozado por el fallecimiento de Mila Ximénez. El programa ha perdido a una de las grandes tertulianas de todos los tiempos y hasta Jorge Javier Vázquez ha derramado lágrimas en pleno directo por las palabras que Alba Santana le ha dedicado a su madre. Kiko Matamoros, también se ha mostrado muy afectado y no se hace a la idea de que el famoso 'eje del mal' haya perdido a uno de los miembros honoríficos: "Éramos muy parecidos, por eso teníamos tanta complicidad. Nos mirábamos y se decía cualquier bobada y nos mirábamos y solo teníamos que partirnos", confesaba Kiko entre el llanto y la risa al rememorar los mejores momentos al lado de Mila. Mucho se ha especulado sobre la ausencia del padre de Anita en el tanatorio y Marta López Álamo, sin pelos en la lengua, ha querido contar toda la verdad para zanjar los rumores.

Artículo relacionado

Marta López Álamo está cuidando al máximo a Kiko Matamoros tras su última operación estética y precisamente esta intervención quirúrgica es el único motivo porque el que el ex de Makoke no pudo hacer acto de presencia en el último adiós a Mila Ximénez.

"Kiko tiene que ir a hacer curas periódicamente. He estado desconectada estos días. Él ha estado agobiado por la operación y por Mila, la quería muchísimo. Está mal también porque no pudo ir al tanatorio, sangraba por todos lados, no podía. De hecho se replanteó ir. Yo estoy afectada por el tema", ha confesado Marta López Álamo públicamente intentando frenar todas las especulaciones que se han generado en torno a la figura de Kiko Matamoros.

marta lópez álamo

Marta López Álamo explica la razón por la que Kiko Matamoros no acudió al tanatorio de Mila Ximénez.

Instagram @martalopezalamo

Artículo relacionado

Aunque Kiko y Mila han protagonizado algún que otro rifirrafe en el plató de Mediaset, no hay ni un solo día que el colaborador no la recuerde. Y, de corazón, le ha agradecido todo lo que hizo por él en vida: "Con una mirada nos bastaba para saber lo mucho que nos queríamos".

Una vez aclarada la situación, Kiko Matamoros se encuentra convaleciente tras someterse a una marcación abdominal, un retoque estético por el que tiene que extremar sus cuidados.