Raquel del Rosario es una mujer que desprende paz y amor por todos los poros, algo que mucha gente no ha entendido cuando la exvocalista de El Sueño de Morfeo ha mostrado todo su apoyo a la nueva relación de Fernando Alonso, quien fuera su marido hace cinco años. "Fer seguirá ocupando un lugar especial en mi corazón y sé que yo en el suyo también", declaraba la cantante poco después de su separación. Y así ha sido, porque el piloto asturiano siempre la ha apoyado en las duras circunstancias por las que Raquel ha tenido que pasar, como cuando anunció que su hijo mayor es autista o, tras el ataque que su hijo pequeño, Mael, sufrió por parte de un puma salvaje que casi se cobra la vida del niño.

Artículo recomendado

Raquel del Rosario lanza un conmovedor mensaje en el Día Mundial de Concienciación del Autismo

Raquel del Rosario lanza un conmovedor mensaje en el Día Mundial de Concienciación del Autismo

Esta misma semana, Fernando Alonso ha oficializado su relación con la periodista austríaca Andrea Schlager y ya comparte fotos con ella en sus redes sociales. Es ahí donde Raquel del Rosario le pone emojis con corazones en muestra de aprobación y, sobre todo, de deseo de que Fernando sea feliz.

Hace unas horas, Raquel del Rosario ha publicado en sus redes un precioso texto en el que argumenta cómo se puede amar a quien ya has dejado de amar y cómo el 'dejar ir' es también un acto de amor.

"Sí, claro que se puede dejar ir para siempre desde el AMOR. Dejar ir la manera en la que nos relacionábamos hasta ahora y encontrar una más sana, más acorde a la nueva situación. Te dejo ir en un acto de AMOR propio, porque no permito que me manipules ni me dañes más. Porque el que busca dañar, tiene algo roto dentro pidiendo a gritos AMOR", escribe Raquel, en un texto en el que refleja la enorme comprensión que sintió en su día cuando se rompió su matrimonio.

"Te dejo ir, deseándote lo mejor, agradeciendo todo lo que nos hemos enseñado mientras caminábamos juntos, aunque haya dolido, aunque deje cicatriz. Te doy las gracias por mostrarme lo que no volveré a permitirme. Sí, se pueden poner límites con AMOR, alejarnos con el corazón libre de odio y rencor, porque estos pesan demasiado y no dejan hueco para más AMOR, porque enferman cuerpo y alma… ¿De qué sirve seguir caminando por la vida cargando con ese dolor?
El dolor hay que transitarlo, sentirlo, dejar que duela y salir de él, no cargar con él. Dejar ir es un acto de amor".

Esta profunda reflexión ha contado con un gran número de comentarios positivos en los que les dan las gracias a Raquel por compartir su visión de una ruptura tan asertiva, sin tapar lo malo, pero sabiendo sacar una enseñanza de todo ello.

Raquel del Rosario

Raquel del Rosario, fotografiada en las playas de Malibú por su marido, Pedro Castro.

Instagram @raqueldelrosario