En uno de los cien mil giros de guión que ha sufrido ‘MYHYV’ en sus 10 años de vida, hubo una ocasión en la que trataron de buscar perfiles algo más maduros a los ‘viceversos’ tradicionales. Hombres y mujeres hechos y derechos, que también aspiraban a sentir como adolescentes, y una de ellas fue Raquel Mosquera.

Artículo relacionado

‘Veteranos del amor’ lo llamaron. Y ahí estaba Raquel, en el verano de hace 5 años, dispuesta a ilusionarse con sus pretendientes y a que la aventura le saliera tan bien como le ha ido en la isla de ‘Supervivientes’. Ella se declaraba “muy exigente” con los hombres que aspiraban a llegar a su corazoncito sincero, y admitía que, entre sus requisitos, un físico llamativo iba a ser tenido muy en cuenta… “si están buenos, mejor que mejor”. Pues ahí, entre músculos y camisas abiertas, Mosquera se dejó tentar y querer. Pero la peluquera, que es una experta en detectar personas que se le arriman por interés, destapó unos cuantos a los que solo les concernía una posible fama a su lado. A todos ellos les dio con la puerta en las narices y les mandó para casa.

Mosquera, tan dulce pero a la vez fuerte y con las cosas claras, no encontró a su príncipe azul. Acabó el trono sin pareja ideal y pese a que estaba a gusto con ellos, no sintió nacer la chispa del amor, así que prefirió abandonar el espacio en solitario, siendo honesta con ella misma.

No tardaría demasiado en conocer al hombre que volvería a hacerla madre. En 2015, ella e Isi dieron la bienvenida a Romeo el primer hijo de la pareja, y el segundo para ella.