Raquel Morillas ha reaparecido en televisión. La que fuera concursante de 'Gran Hermano 3' ha concedido una entrevista en 'Sábado Deluxe' donde ha hablado de cómo es su vida desde aquel fatídico 2 de junio de 2003, el día que volvió a nacer tras sufrir un trágico accidente de tráfico y que le dejó graves secuelas para toda la vida.

Artículo recomendado

Raquel Morillas ('GH') y su novia se casan: así ha sido la romántica pedida de mano

Raquel Morillas ('GH') y su novia se casan: así ha sido la romántica pedida de mano

"Me quedó una discapacidad y me he podido beneficiar de ello", ha revelado Raquel Morillas a la vez que revelaba que actualmente trabaja en la ONCE: "Vendo cupones, es lo mejor que me podría haber pasado porque me lo paso pipa con la gente", admitía feliz. Lejos de lo que muchos puedan pensar, Raquel ha aprendido a disfrutar de la vida de nuevo y mucha culpa de eso la tiene su mujer Noah, con quien contrajo matrimonio en 2020: "Estoy muy feliz. Tengo un buen trabajo, una pareja que es lo mejor del mundo mundial, tengo salud...".

Raquel Morillas

Raquel Morillas reaparece en el 'Deluxe'

Mediaset

A las evidentes secuelas físicas que le dejó el choque hay que sumar las psicológicas, contra las que ha podido batallar gracias a la ayuda de profesionales: "Me tenían bastante traumatizada. No puedo ver fotos de antes. No las veo porque me hace daño o hay temas que me siguen doliendo. Un psicólogo me dijo 'no tienes por qué olvidarte de esas cosas, son parte de tu vida y no tienes por qué olvidarte y dije pues 'menos mal', porque pensaba que estaba traumatizada", puntualizaba con un toque de humor. Afortunadamente, fue capaz de superar su ludopatía y actualmente vive una vida tranquila y feliz.

"No he perdonado a Noemí"

Si echamos la vista atrás. Cabe recordar que cuando Raquel sufrió ese accidente era Noemí, su por entonces pareja, quien conducía el coche. Tras su ruptura, llegaron los reproches y visitas al juzgado que la primera jamás perdonará: "De Noemí no sé nada, no la he perdonado. Hay cosas que no se pueden perdonar. Me denunció por maltrato y perdió. Cuanto más lejos mejor, cada vez que se acerca me pasa algo. Me ha hecho mucho daño", manifestaba.