El próximo 6 de marzo Candela Peña podría llevarse su cuarto Goya a casa. La actriz sella así una gran temporada de éxitos profesionales marcada por el filme ‘La boda de Rosa’ y la serie ‘Hierro’. De esta última acaba de rodar la segunda temporada en circunstancias nada fáciles. El rodaje estuvo marcado por el confinamiento y la muerte de Rosa María Sardá.

Estás nominada al Goya. ¿Eres de las que llevan preparado el discurso?

-No me preparo nada. Este año creo que no me lo voy a llevar. He pensado siempre en la gente que se prepara el discurso y no se lo dan. Luego llegas a casa y te encuentras con el papel… Yo es que me moriría. Por eso no pienso en qué voy a decir, porque bastante tenemos con pensar dónde vamos a estar. No quiero estar en mi casa [la gala no será presencial, y los premiados y ganadores conectarán de manera telemática].

¿Qué ha significado para ti el personaje de Rosa, además de la nominación?

-Le dije a Icíar Bollaín [la directora] que no podría hacerme responsable de Rosa hasta que yo no hubiera dado un golpe en la mesa. Tuve que tocar antes el botón nuclear para poder hacer latir a Rosa. Y te garantizo que lo hice. Desde entonces, llevo siempre conmigo el anillo que usa en la película para dar su “sí, quiero”. También llevo una C, que me regaló mi madre, de Candela, de cariño, corazón… De todas las palabras bonitas que empiecen por C.

Más allá de la emoción y del brillo, ¿qué te dan los goyas y qué no te dan?

-Cuando reposas los Goya te das cuenta de que no te dan nada, porque es simplemente un programa de televisión. Mi padre decía una cosa muy graciosa: “La gente se cree que los Goya abren la puerta solos y se van a buscar trabajo...”. Este año 2021 no tengo trabajo como actriz. Ojalá viniera el Goya con un guion bajo el brazo, eso sí que sería un premio. Por otro lado, mi madre me dice: “Te dan premios no porque te los merezcas, sino para que subas y digas todas esas tontadas que la gente quiere escuchar”. ¡Tendrá valor! Si me lo he currado muchísimo.

Eres una mujer curranta.

-Y pesada, cansina. Por eso lo dicen mis jefes. Yo con las historias soy superbrasa, es que han salvado mi vida. Es que en mi casa no había televisión, yo soy la del bar del cine, y ver esas películas a mí me ha salvado la vida. Entonces, es muy importante y por eso los productores piensan que soy muy pesada.

Artículo relacionado

Candela Peña, nacida en Gavá, Barcelona, en 1973, ganó el Goya como mejor actriz en 2005 por 'Princesas'. También se ha llevado dos goyas a la mejor actriz de reparto, en 2003 y 2012, por 'Te doy mis ojos' y 'Una pistola en cada mano', respectivamente.

La actriz, pese a afirmar que no se ha preparado ningún discurso, tiene fama de no dejar indiferente a nadie a la hora de subir a recoger un premio. En la gala de los Goya celebrada en 2013 aprovechó su galardón para denunciar los recortes en la sanidad, los desahucios y pidió trabajo porque estaba embarazada de su hijo y necesitaba ingresar dinero para poder alimentarlo. Recibió numerosas críticas y en la gala siguiente, en el Festival de Málaga, decidió sellar su boca con una cinta adhesiva negra. Fue su manera de reinvindicar su derecho a dar su opinión.

Artículo relacionado

Candela Peña, a la que vemos en el programa de David Broncano 'La resistencia' como colaboradora, acaba de terminar el rodaje de la serie creada por Bob Pop 'Maricón perdido'. En su currículum figuran cerca de 40 películas y seis series de televisión.