Fue el pasado 5 de marzo cuando Toño Sanchís por fin abandonó la vivienda situada en Villanueva del Pardillo, Madrid, que había sido su hogar y que Belén Estaba había adquirido un año antes en una subasta pública. Una marcha que marcaba el final de una guerra que se ha prolongado durante cinco años tras la que la colaboradora de ‘Sálvame’ ya sabe qué va a hacer con la casa.

Artículo relacionado

Tras encontrar la vivienda en un estado lamentable, lleno de basura y excrementos de perro, Belén Estaban ha decidido darle una nueva vida al lugar y meterse en una reforma muy importante que no estará terminada hasta finales de verano, tal y como ha desvelado ‘El programa del verano’. La colaboradora de ‘Sálvame’ quiere darle un lavado de cara a la casa y va a cambiar todo lo que Toño dejó destrozado. Electrodomésticos nuevos, instalaciones renovadas… el chalé va a parecer otro. Una obra por la que Paracuellos del Jarama va a pagar en torno a 50.000 euros.

Belén Esteban casa Toño

Eso sí, Belén no tiene pensado mudarse ahí a vivir, sino que su intención es preparar la vivienda para poder deshacerse de ella tras el verano. Para ello, la colaboradora de ‘Sálvame’ ha decidido reparar la casa y que así adquiera valor en el mercado inmobiliario. Así, cuando la obra esté terminado, el precio de la misma podría ascender a 650.000 euros o incluso llegar a 700.000, según ha informado una experta a ‘El programa del verano’. Una cifra con la de que la de Paracuellos recuperaría su inversión inicial.

Artículo relacionado

Belén Esteban ya explicó el pasado marzo en exclusiva para Lecturas los planes que tenía para la vivienda. Entonces, la colaboradora de ‘Sálvame’ ya confirmó que no pensaba mudarse y que lo que quería era venderla. Por ello, se había puesto en contacto con el marido de una de sus mejores amigas, quien se va a encargar ahora de los arreglos. “La casa se arregla, se limpian las cacas del perro y se limpia la casa entera”, aseguró después de poder entrar por primera vez en la casa. Algo que ahora piensa llevar a cabo.