Tamara Falcó e Íñigo Onieva se han vuelto inseparables. La pareja no puede estar más feliz y aunque se resiste a compartir según qué detalles de su vida privada, de vez en cuando es el diseñador de coches quien nos sorprende. Además de su pasión por la gastronomía, parece que Tamara e Íñigo tienen otras muchas cosas en común.

Este domingo, era el joven quien publicaba en su perfil de Instagram su plan de fin de semana. Lejos de pensar que se tratara de una escapada romántica o reunión entre amigos, Tamara Falcó e Íñigo Onieva han vuelto a clase con un objetivo: especializarse en la cata de vinos. La pareja ha asistido a unas master class ofrecida por The gourment club, un curso de enología que seguro le habrá traído muchos recuerdos a la colaboradora de 'El Hormiguero' y es que cabe recordar que su padre, Carlos Falcó, era dueño de uno de los viñedos más importantes de nuestro país.

Artículo relacionado

Hace apenas unos días, Tamara Falcó recibía con ilusión la comunicación por parte de Felipe VI para hacerle entrega oficialmente del marquesado de Griñón: "Me emociono porque es algo que me ha dejado mi padre y me hace mucha ilusión", admitía sin poder borrar la sonrisa de su rostro. Y parece que no ha sido lo único que le ha dejado su padre...

Tamara Falcó

Tamara Falcó en un curso de enología junto a Íñigo Onieva

Instagram @ionieva

Tamara Falcó está decidida a formarse en todo lo relativo a los vinos para poder estar a la altura de las circunstancias y es que es consciente de todo lo que luchó su progenitor para cumplir su sueño, para ello está contando con el apoyo incondicional de su chico que le sigue los pasos allá donde va.

Según las últimas informaciones emitidas por Vanitatis, después de que su hermana Xandra decidiera dejar de trabajar mano a mano con su padre, es Manuel Falcó, hermano mayor de Tamara, quien poseería el mayor porcentaje de las acciones de la empresa. La Quinta Casa de Vacas, gran finca familiar donde los viñedos conviven con campos de lavanda, es propiedad de la sociedad Marqués de Griñón Family Estates cuyo 50% es propiedad de Manuel. Eso sí, desconocemos el peso de Tamara y el resto de sus hermanos en dicho negocio.