La vida parisina está hecha para Pilar Rubio. La colaboradora de El Hormiguero se ha mudado a la capital de Francia con sus cuatro hijos tras el fichaje de Sergio Ramos por el PSG y más feliz no puede estar. Esta visitando los monumentos más emblemáticos de la ciudad, ha comenzado a dar clases para aprender y perfeccionar el idioma local y, por si fuera poco, sus seguidores de Instagram no dejan de subir. ¡Ya ha alcanzado los seis millones! Su rutina ha cambiado radicalmente pero hay ciertos aspectos de su vida que no piensa cambiar por nada del mundo.

Artículo relacionado

Pilar Rubio es una fanática del deporte y entre sus hábitos diarios se encuentran sus duras sesiones de entrenamiento. Le encanta cuidarse y llevar un estilo de vida de lo más saludable y, por fin, ha encontrado el lugar que más paz le transmite en París: ¡el gimnasio!

"¡Buenos días! Este es mi momento, mi rato para escucharme y para ganar propiocepción. También es muy importante para mí acompañar cada serie del entrenamiento con una correcta respiración y conectar con mi suelo pélvico. ¡Ánimo! ¡A por el miércoles!", ha escrito Pilar Rubio junto a una instantánea sosteniendo unas pesas y alardeando de cuerpazo y de su buena forma física.

pilar rubio

Pilar Rubio encuentra su momento de máxima relajación en París.

Instagram @pilarrubio_oficial

Para presumir hay que sufrir y Pilar Rubio sabe a la perfección que tiene que ser constante. Además el ejercicio lo complementa con una estricta dieta con un aporte proteico muy alto. Sus menús, al igual que los de Sergio Ramos, más socorridos son ensaladas con atún, huevo duro, zanahoria, cebolla, aguacate y platos de carne.

Artículo relacionado

Para la pareja, la salud es lo más importante y esos cuerpos esculturales solo se consiguen a base de esfuerzo y sacrificio.

La salida del de Camas del Real Madrid ha sido un soplo de aire fresco en cuanto a su estabilidad personal se refiere y Pilar ha sido muy sincera en referencia a los dos años que les quedan por delante en la ciudad de la luz: "Me enfrento a uno de mis restos más complicados".