Ha sido una visita muy especial. Paula Echevarría viajaba hasta Candas, su pueblo natal, para reencontrarse con su familia después de haber pasado el confinamiento junto a Miguel Torres. La pareja, acompañada por Daniella Bustamante, corría a visitar, de nuevo, al hermano de la actriz y a su familia en un cara a cara que, desde luego, pasará a la posteridad. Visiblemente emocionada, Paula recorría las calles que la vieron crecer junto al futbolista sin soltarle la mano ni un instante. Este ha sido un trance muy duro para todos y volver a ver a los nuestros no hace más que evidenciarlo...

Artículo relacionado

No hay un verano en el que Paula Echevarría no visite Asturias. Su tierra natal es uno de sus rincones favoritos en el mundo y allí Paula aprovecha para descansar, desconectar y estar con los suyos. Este año, claro, no ha sido diferente aunque la circunstancia nada tenga que ver con lo que está acostumbrada. La actriz, acompañada de Miguel Torres y de su hija Daniella, ha regresado a Candas por primera vez desde que terminase el confinamiento. Una visita muy emotiva que recordará para siempre.

Junto a sus familiares, Paula y Miguel han recorrido el pueblo sin soltarse de la mano en ningún momento. La relación de la pareja va cada vez mejor y estas duras semanas no han hecho más que afianzarla. Si todavía quedaba alguien que dudaba de la continuidad del romance, las imágenes de ambos paseando despejan callan todo tipo de rumores. Paula, muy emocionada, no podçia ocultar el impacto que le suponía volver a sus raíces en los tiempos que corren.

No te pierdas el momento más romántico y tierno de Paula y Miguel en Candas. ¡Dale al play y te lo mostramos!