Paula Echevarría y David Bustamante están cada día más cerca de solucionar todos los asuntos que han convertido su proceso de separación en un valle de lágrimas. El matrimonio confirmaba su divorcio hace más de un año, pero sin haber resuelto uno de sus mayores quebraderos de cabeza: la venta del domicilio familiar. Finalmente, la actriz y el cantante han fijado un precio de salida para el espectacular chalet situado en Villafranca del Pardillo (Madrid) y, sorprendentemente, la cifra se ha quedado muy por debajo de los, aproximadamente, 1.800.000 euros que se barajaban en un principio.

Artículo relacionado

Paula y David ponían hace unas semanas el cartel de 'Se Vende' en la entrada del inmueble. La casa que fue refugio y contenedor de algunos de los recuerdos más felices de su vida conyugal y de sus recuerdos compartidos con su hija en común ha salido al mercado por 975.000 euros.

Se trata de un chalet de 330 m², situado en una parcela de 2.500 m², con seis dormitorios (el principal, ensuite) y piscina de que, tal como informa Vanitatis, Bustamante es propietario del 80% y Echevarría del 20%. Se trata de un inmueble que contaba con importantísimas cargas, de las que el cántabro ha ido deshaciéndose y ha conseguido levantar el embargo administrativo que pesaba sobre él.

La espectacular casa llevaba a la venta desde 2011, pero no encontraba comprador dada la exorbitante cifra que pedían para la zona en la que se encuentra. Finalmente, han optado por colocar el precio por debajo del millón de euros, una rebaja significativa ya que, en un principio, pedían casi dos. Toda la cuestión administrativa la ha desempeñado Igor Bustamante, hermano del cantante.