Pastora Soler ya está en casa con su pequeña Vega. La artista andaluza, que dio a luz el pasado martes en Sevilla a su segunda hija, solo unos días después de que lo hiciera su gran amiga Toñi Moreno, ha sido dada de alta esta mañana y ha salido del hospital acompañada de su marido, el coreógrafo Francis Viñolo, y con la recién nacida en brazos. Para su salida de la clínica, la cantante ha lucido un cómodo y favorecedor conjunto de punto acanalado con botonadura en la falda de color nude.

Artículo relacionado

La pequeña Vega he colmado de felicidad a su familia, no solo a su madre, que sin dejar de sonreír no ha podido evitar emocionarse en la presentación de su hija a los periodistas, sino también a su padre y sobre todo a su hermana mayor, Estrella, quien se convertirá en su mejor compañera de juegos.

Pastora Soler posa con su hija Vega
Gtres

"Hoy ha llegado una nueva estrella a nuestras vidas para seguir iluminándola", escribió la cantante en Instagram para anunciar su nacimiento junto a una bonita imagen de las manos de toda la familia en la que no quiso olvidarse de su niña mayor: “¡una nueva estrella!”, exclamó. La noticia fue celebrada rápidamente por sus más de 300 mil seguidores, entre ellos la propia Toñi Moreno: "Amiga ... aquí me tienes llorando .... eres una campeona !!!!!!!!! Te quiero".

Pastora Soler, casada desde hace más de 17 años con Francis Viñolo, ya era madre de una niña, Estrella, que cumplió cuatro años el pasado mes de septiembre. La artista, de 41 años, ha vivido un segundo embarazo maravilloso en el que no ha parado de trabajar; nada que ver con la situación que vivió durante su primer embarazo que coincidió con su retirada temporal de los escenarios. Ya en casa, empieza una nueva etapa para la familia, ¡de 4!, de Pastora Soler.