Mientras Toñi Moreno ya disfruta de la dulce compañía de la pequeña Lola, su amiga Pastora Soler no ve el día de tener en brazos a su segunda hija. La presentadora y la cantante han vivido mano a mano sus respectivos embarazos, tanto que no dudaban en compartir sus experiencias a través de las redes sociales.

La artista, casada desde hace más de 17 años con Francis Viñolo, ya es madre de una niña, Estrella, que cumplió cuatro años el pasado mes de septiembre. Ha sido ella la protagonista de su última publicación en Instagram: "Ya estamos impacientes, ilusionadas y con muchas muchas ganas de tenerla con nosotros para darle todo el amor del mundo!! Ya es cuestión de días!!", escribía junto a una tierna imagen con su primogénita en la que la pequeña le besa su incipiente barriga en lo que parece el jardín de su casa.

Artículo relacionado

Pastora Soler

Pastora, de 41 años, que ya está expectante ante la inminente llegada de su segunda hija, ha decidido poner el freno con respecto a sus compromisos profesionales "no me moveré de aquí", escribía a modo de hashtag dejando claro que es tiempo de descansar y estar en casa.

La artista ha vivido un embarazado maravilloso y es que no ha parado de trabajar en ningún momento. Nada que ver con la situación que vivió durante su primer embarazo que se correspondió con su retirada temporal de los escenarios: "Ahora disfruto mucho. Con Estrella no cantaba y si cantaba le cantaba a ella, y ahora imagínate, no sé cómo me va a salir porque no paro", reconocía hace algunos meses.

Con la semana 40 ya cumplida es cuestión de días que conozca a su princesita, de la que todavía no ha desvelado el nombre y que como decidiera con Estrella también nacerá en Sevilla.