Además de Anabel Pantoja, mañana habrá otro protagonista. Se trata de Omar Sánchez, que está viviendo en un segundo plano todo el revuelo que se ha montado alrededor de su boda tras la muerte de la madre de Isabel Pantoja. El canario, mientras la colaboradora ha viajado a Cádiz para reunirse con su tía,se ha quedado en La Graciosa intentando disfrutar de las horas previas al enlace y ejerciendo de anfitrión con los invitados. Hasta ahora no se había pronunciado al respecto. Ni al recibir al Belén Esteban en la isla ni al despedirse de Irene Rosales tras la decisión de ella de volver a Sevilla junto a Kiko Rivera había hablado. Pero por fin lo ha hecho para comentar cómo se encuentra y cómo ve a Anabel.

Artículo relacionado

Omar Sánchez ha hablado para ‘Sálvame’ en plena tormenta familiar y lo primero que ha hecho ha sido reiterar que sí habrá boda mañana viernes: “Va a haber boda, va a seguir todo en orden”.Una de las cuestiones más importantes para él en este momento es que “sé que me caso si Dios quiere”. Sobre cuáles son sus sensaciones poco antes de festejar su enlace con Anabel Pantoja, el que fuera concursante de ‘Supervivientes 2021’ ha reconocido que “un novio siempre está nervioso, pero todo en orden”. Sobre los planes de hoy, ha comentado que lo que le apetece es "estar con la familia, los amigos, los invitados y a intentar disfrutar”.

Omar Sánchez

Omar Sánchez, horas antes de su boda con Anabel Pantoja.

Telecinco

Inevitablemente ha escuchado las preguntas sobre cómo está Anabel Pantoja tras la muerte de su abuela y sobre qué le parece que Kiko Rivera haya declinado la invitación a la boda. De lo primero ha dicho que “es difícil para todo el mundo y hay que estar apoyando como siempre. Veremos a ver qué pasa. El final de una abuela no es fácil, es difícil. Yo no entro ahí". Sobre el DJ, Omar Sánchez se ha mantenido en su línea de no mojarse en las polémicas familiares y se ha limitado a decir que “de Kiko pregúntenle a él, es un tema familiar y supongo que la pérdida de una abuela no es fácil". Y sobre lo que tampoco ha querido hablar es sobre si le hubiera gustado que Isabel Pantoja acudiera o no a la boda.