El pasado domingoOmar Montesiba a actuar en el festival Marenostrum de Fuengirola, pero finalmente la actuación era cancelada. La organización señalaba como el motivo un supuesto comportamiento “incívico” por parte de Omar y sus acompañantes. Además, acusaba al cantante de no querer ponerse la mascarilla. Pero Omar Montes, primero a través de sus redes sociales y después mediante un comunicado emitido por sus abogados, ha negado las acusaciones de los responsables del festival y ha contado su versión.

Artículo relacionado

"No me han pagado ni un duro. Yo soy una persona de riesgo, tengo la enfermedad de la polinosis. Me han llevado a un banco de alimentos y cuando he dado el cheque del dinero ha empezado a aparecer un montón de gente y le he dicho al organizador que no llevaba mascarilla, que ya se lo había avisado antes, cualquier persona me puede pegar algo", ha comenzado explicando Omar Montes muy afectado por la situación.

"Ahora resulta que me ha dicho que han cancelado el evento por mi culpa y la realidad es que no han vendido suficientes entradas, no podían hacer frente a los gastos y no han hecho una buen promoción... Me están acusando a mí, ¡sois unos sinvergüenzas! Encima, que me he venido desde Madrid, 500 kilómetros, he dejado a mi abuela sola que estaba enferma...", ha continuado sin dar crédito a todo lo que estaba pasando.

omar montes
Instagram

Omar Montes se ha mostrado muy molesto al enterarse de que, desde la organización del festival, han acusado a él y a su equipo de ir bebidos a la prueba de sonido. "Ninguno de mi equipo ni yo bebemos ni nos drogamos. Todos mis fans me conocen. Ya podéis buscar otra excusa", les ha respondido con contundencia.

Va a iniciar acciones legales

Tras dar su versión de los hechos a través de Instagram, Omar Montes ha emitido un comunicado oficial a través de sus abogados donde la ha reiterado. “Desde el primer momento se solicitó a los promotores del evento que garantizasen seguridad e higiene tanto en la entrega del cheque, para el banco de alimentos, como en el evento, exigiéndoles mascarillas además de gel desinfectante, no solo por la seguridad de Omar, sino por la de todos los que acudirían a ambos eventos”, dice el equipo de abogados del cantante a través de un comunicado. “Al llegar a la entrega del cheque, los promotores comunicaron que no había mascarillas”, añade en el escrito.

Según el comunicado de los abogados de Omar Montes, “una hora antes, y de forma unilateral, el promotor, alegando que el artista iba borracho decidió resolver el contrato y anular el evento”. El escrito niega esa acusación alegando que Omar no bebe alcohol y prohíbe a su equipo que lo haga.

El comunicado hace referencia al desconcertante cambio de versión de los responsables del festival, que inicialmente habían señalado que el artista iba bebido. “Tras acreditar que dichos hechos eran manifiestamente falsos, se publicó por parte de los promotores comunicado oficial alegando 'la actitud incívica' de nuestro representado, sorprendiendo a esta parte el cambio de criterio”, dicen los abogados de Omar a través del escrito.

“Los promotores no han realizado pago alguno”, denuncian los abogados de Omar, que a través del comunicado han anunciado que el artista va a poner el asunto en manos de la justicia.