José Antonio Reyes, ex futbolista del Sevilla y del Real Madrid, falleció el pasado uno de junio en un accidente de tráfico a los 35 años. Cinco meses después, Noelia, su viuda, ha roto su silencio y ha querido rendir homenaje a su marido mediante una entrevista telefónica para 'Viva la vida'. El andaluz sigue muy presente en su día a día y ella ha querido dedicarle unas emotivas palabras.

"Quiero recordarle como alguien risueño y muy bromista. En casa le llamábamos cariñosamente el de la sorpresas, porque siempre nos daba sorpresas y aparecía de repente", ha comenzado explicando.

No están siendo los mejores meses pero Noelia ha querido dejar claro que va a sacar fuerzas de dónde sea necesario, cueste lo que cueste y por el bien de sus hijas: "Imagínate como estoy, mal, muy mal, pero intentando buscar una salida por mis niñas, seguir adelante como cualquier persona en mi situación que tiene hijos. Hay que recordar a Jose de la mejor manera posible, intentando avanzar. El tiempo hará que el dolor se transforme en otra cosa", ha seguido contando con la voz entrecortada.

"¿Qué piensas cada día?", ha querido saber el periodista José Antonio Avilés. "¿Por qué ha pasado esto?", le ha respondido. "No le encuentro explicación. Ahora intento estar lo más distraída posible, él lo era todo".

Artículo relacionado

No hay día que Noelia no se acuerde del padre de sus hijas: "Cuando me dieron la noticia no me lo creía porque acababa de hablar con él. Estaba esperando una videollamada y al ver que no llegaba, me enteré de lo que había pasado".

También han querido preguntarle sobre la relación que mantiene actualmente con la familia del deportista: "Mi relación con la familia de José Antonio es la de siempre, no ha cambiado nada, lo único que él no está. Estamos esperando el informe para saber la causa del accidente", de esta manera Noelia ha zanjado el tema sobre los rumores de su mal rollo con sus suegros.

José Antonio viajaba con dos primos el día del suceso. Juanma, el único superviviente aún se encuentra recuperándose: "No he podido hablar con él, no tengo fuerzas para ir a verle", ha reconocido Noelia.

Por no hablar de todas y cada una de las personas que han querido sacar tajada de esta desgracia. Noelia fue víctima de una estafa. Una persona desconocida intentó suplantar su identidad para sacar beneficio y ella ha querido zanjar el tema con un mensaje: "Siempre hay gente oportunista que incluso de una desgracia intentan sacar beneficio, pero para eso está la justicia", ha rematado.

¡Mucho ánimo!