Iker Casillas se ha embolsado más de un millón de euros tras su último movimiento inmobiliario. Nos tenemos que remontar dos años atrás para recordar como el exfutbolista compró un lujoso piso en el céntrico paseo Pintor Rosales de Madrid por 1,5 millones de euros, un inmueble de 300 m2 que tras su separación de Sara Carbonero parecía que se iba a convertir en su nueva casa de soltero pero nada más lejos de la realidad...

Artículo recomendado

Iker Casillas, como nunca antes, muestra su cuerpo con una sincera reflexión sobre su físico

Iker Casillas, como nunca antes, muestra su cuerpo con una sincera reflexión sobre su físico

El exportero realizó una gran reforma que se alargó más de tres meses, una puesta a punto que no ha hecho más que incrementar el valor del piso con impresionantes vistas al Templo de Debod. Tal y como ha publicado el portal Jaleos, Iker Casillas puso a la venta el piso a finales del año pasado y ya ha conseguido venderlo por un total de 3.000 millones, un negocio redondo por el que habría duplicado lo que él mismo desembolsó en su día.

Dicha publicación ha dado más detalles sobre el nuevo dueño, un rico empresario dedicado al sector de la previsión de riesgos laborales además de formador en la IMF Business School que a partir de ahora disfrutará de la agitada vida de la capital.

Iker Casillas tiene muy buen olfato para los negocios inmobiliarios. El verano pasado el deportista decidió volver a invertir y se hizo con unos terrenos urbanizables en Pozuelo de Alarcón, una de las zonas más caras de Madrid, con vistas a un futuro. Buscando privacidad, tras su separación de Sara Carbonero y con el objetivo de estar cerca de sus hijos, Casillas se instaló en un ático con piscina en la lujosa urbanización de La Finca.