A finales del verano pasado conocimos su romance. Un idilio forjado en el estío y asentado a lo largo de los meses de más frío. Y con la primavera, llegó la ‘confirmación’ en redes. Nagore Robles y Sandra Barneda consolidan su historia de amor cada día que pasan juntas, con cada escapada, con cada gesto o con cada detalle. ¿El último? La rosa que Barneda ha regalado a su chica, “volviendo lo más sencillo en extraordinario”.

Artículo relacionado

“Haciéndome la vida más bella”, dedica Nagore. No menciona a nadie. Tampoco hace demasiada falta, pues todos sabemos a quién se refiere. La colaboradora y participante de ‘Me lo dices o me lo cantas’ irradia felicidad, todo gracias a este idilio que la tiene rebosante de amor. Tal es su bienestar que, hace unos días, al soplar un diente de león y pedir el clásico deseo, ella afirmaba tenerlo todo. Y es verdad, al menos los tres pilares fundamentales: salud, trabajo y amor. De lo último se encarga Barneda, de quien dice que su fotógrafa preferida; debe de ser que cuando posa para ella, la felicidad que exuda se capta mejor.

Adictas a los besos de la otra, al principio del mes de mayo, ‘oficializaron’ su romance con unas fotos de lo más sensuales tomadas en la bañera. No se mostraban juntas, pero daban pistas para que supiésemos de que lo estaban. Las piernas de la otra aparecían en plano y las etiquetas que empleaban nos sacaban de dudas #livinglife #promises #sexualidadsensualidad
#creciendojuntas #dragongirl. Que sigan creciendo, igual que lo hace su amor.