Cada vez es más habitual conocer algunos de los retoques estéticos a los que se someten nuestros famosos pero no siempre el resultado es lo que desean. Si hace unas semanas era Adara Molinero quien reconocía sentirse arrepentida de haberse operado el pecho, este domingo ha sido Nagore Robles quien se ha armado de valor para contar su experiencia con la cirugía estética a través de su perfil de Instagram: "Me cuesta mucho hablar de esto pero quiero mostraros la parte no tan bonita de un caso", así empezaba el relato.

Artículo relacionado

La colaboradora de televisión ha recordado el momento en el que se operó la nariz: "Cuando yo decidí operarme la nariz la intervención iba a ser muy sencilla porque solo me tenían que tocar el cartílago pero me desperté con la cara negra, la nariz rota, llena de moratones... el cirujano decidió limarme la nariz, romperme el tabique...", explicaba con evidente rabia.

Nagore Robles

La cirugía fue tan mal que la ex gran hermana actualmente tiene secuelas: "Lo hizo tan mal que me desvió el tabique. Hay una zona por la que apenas puedo respirar y eso me supone dolor de cabeza, dolor de garganta... además del fallo estético", afirmaba sin ocultar su malestar con dicha clínica.

Asegura que por aquel entonces no lo pasó nada bien y es que "todo aquello me traumatizó muchísimo". El motivo por el que lo hace público a pesar del paso de los años es que no quiere que a la gente le pase lo mismo que a ella: "Con esto quiero aconsejaros de que os informéis bien de todo lo que puede pasa porque una vez que entras en un quirófano no sabes como vas a salir".

Finalmente, con la madurez y la fortaleza que el tiempo le ha dado revela que se arrepiente de haber dado ese paso: "Ojalá hubiera tenido más seguridad en mi y no hubiera tomado esa decisión".