La estancia de Nacho Palau en los Cayos Cochinos no está siendo especialmente difícil. El valenciano es un hombre aventurero y está exprimiendo al máximo la experiencia. Sin embargo, tiene un punto débil: sus hijos. El que fuera pareja de Miguel Bosé echa mucho de menos a los pequeños y no duda en hablar a sus compañeros del amor incondicional que siente hacia ellos.

Artículo recomendado

Nacho Palau se abre en canal y habla sobre su encuentro secreto con Miguel Bosé tras romper

Nacho Palau se abre en canal y habla sobre su encuentro secreto con Miguel Bosé tras romper

Si hace unos días se sinceraba con Marta Peñate sobre el cambio radical de vida que han tenido que sufrir sus cuatro hijos tras su separación, esta vez ha revelado cuál sería el mayor de sus deseos. Un anhelo que lamentablemente nunca podrá hacer realidad por las circunstancias personales en las que se encuentra.

El superviviente ha respondido con mucha sinceridad a una pregunta que podría marcar su futuro en el concurso: "¿Cuáles son las tres recompensas que más desearías recibir?". A Nacho Palau no le ha hecho falta pensar demasiado: "Ver a mis hijos", manifestaba aunque rápidamente ha reconocido que no es algo que se pueda hacer realidad y visiblemente apenado admitía que esa opción "va a ser imposible". El resto de sus deseos señalaban a un reencuentro con otro miembro de su familia y, por supuesto, comida.

Mientras Nacho Palau participa en 'Supervivientes 2022', los dos hijos que viven con él se encuentran al cuidado de su madre. Afortunadamente, llegaba a un acuerdo con Miguel Bosé y tiene el consuelo de que cada cierto tiempo, Telmo, Diego, Ivo y Tadeo se reúnen ya sea en España o Panamá para pasar unas semanas juntos. "Cuando los veo me quiero morir porque los tengo a los cuatro y es la mayor felicidad que tengo", confesaba recientemente.