Carmen Borrego daba un paso al frente y volvía al que fue su plató. La hija de María Teresa Campos se sentaba en el ‘Deluxe’ para enfrentarse a todos los que han estado criticando su comportamiento y sus palabras a lo largo de los últimos meses. Un gesto valiente con el que Carmen deja claro que no tiene miedo a nada. “Jorge Javier me ayudó a estar más tranquila”, explicaba en su intervención del fin de semana. La sorpresa llegó cuando Terelu Campos reconocía que no había visto toda la entrevista de su hermana pero, eso sí, por un motivo de vital importancia.

Artículo relacionado

“Estoy tranquila”, aseguraba Carmen Borrego desde ‘Viva la vida’. La hija de María Teresa Campos se sentaba este pasado viernes en el ‘Deluxe’ después de muchos meses sin regresar a ‘Sálvame’. Y lo hacía para explicarme y también para reencontrarse con los excompañeros que tanto le han hecho sufrir durante este tiempo. Cada intervención de la hija de María Teresa Campos ha desatado un sinfín de reacciones totalmente desmedidas. Algo a lo que Carmen ha querido responder. “Poco a poco voy consiguiendo ser yo, que es lo que quiero”, explicaba tras la entrevista.

Su hermana Terelu explicaba también que no había podido ver al completo el paso de Carmen por el ‘Deluxe’. “No lo vi, o tengo el volumen muy bajo”, narraba ante las preguntas. Un gesto que extrañó a sus compañeros de ‘Viva la vida’. “No me importa decirlo, es para evitar que mi madre sufra”, se justificaba Terelu por adelantado. Las hijas de María Teresa Campos están muy pendientes de su madre y quieren evitarle el máximo de quebraderos de cabeza.

Carmen Borrego

Carmen Borrego regresó este pasado viernes al plató del 'Deluxe'

Telecinco

Pendientes de María Teresa

No es la primera vez que tanto Terelu como Carmen dejan claro que toman precauciones para que su madre no padezca. Ocurría también durante la emisión del documental protagonizado por Rocío Carrasco. La dureza de lo narrado por la hija de Rocío Jurado hacía que María Teresa Campos prefiriese no ver nada. Se trataba de un impacto demasiado grande y sus hijas Carmen y Terelu lo sabían. Las colaboradoras prefieren mantenerse al margen antes de que causales un sufrimiento innecesario a su madre.