Tras su paso por ‘Gran Hermano VIP 7’, Mila Ximénez ha vuelto más fuerte que nunca a ‘Sálvame’ este martes 14 de enero. Con muchas cuentas pendientes, en especial, con Belén Esteban, con quien ha vivido un fuerte distanciamiento, la exconcursante ha querido aclarar todas las polémicas y ha hecho frente a las críticas de sus compañeros.

Artículo relacionado

Entre las dudas a las que ha tenido que hacer frente Mila, destaca las relacionadsa con ‘El tiempo del descuento’. La colaboradora de ‘Sálvame’ ha rechazado volver a entrar en la casa de Guadalix de la Sierra, en la que se encuentran otros de sus excompañeros como Adara o Gianmarco. Con muchas cuentas pendientes, este programa está sirviendo para que resuelvan sus diferencias.

Mila Ximénez y Alba Santana
Gtres

Sin embargo, Mila no ha querido participar por una gran razón de peso: Alba. La hija de la colaboradora de ‘Sálvame’ lo ha pasado mal mientras su madre se encontraban en ‘GH VIP 7’, por lo que no ha querido darle otro disgusto y quedarse fuera de Guadalix.

Alba lo ha pasado muy mal y esa es una de las razones por las que no he vuelto a entrar. Obviamente cuando hablé con ella y me dijo que ahora se podía ir pronto a la cama. Alba ha estado sufriendo mucho, yo sé que hay mucha gente que la ha estado apoyando”, ha explicado Mila Ximénez a Paz Padilla.

Artículo relacionado

“Ha hablado mucho con Alberto, con Kiko H, con Jorge J. Alba se acostaba y a lo mejor se despertaba a medianoche y se ponía a ver el 24 horas para ver si estaba durmiendo, estaba bien…”, ha continuado. Eso sí, ha aclarado que su hija no le había contado nada, sino que se había enterado a través de una amiga: “Alba no me ha contado nada pero una amiga suya me contó en Amsterdam que Alba estuvo dos días sin poder ir a trabajar porque estaba pendiente de mí”.