Este 19 de abril se celebraba el juicio del último conflicto legal pendiente que empañaría la deseada vuelta a casa de José Fernando Ortega. El hijo de José Ortega Cano se enfrentaba al juicio por el quebrantamiento en 2017 de la orden de alejamiento que tenía con Michu, su pareja y madre de su hija. Una causa judicial pendiente y, en que este ha tenido lugar la declaración de los hechos ante el juez. Mientras José Fernando Ortega ha cumplido con su responsabilidad a través de videollamada desde Madrid, según ha publicado Chance, Michu ha declarado como testigo de los hechos.

Artículo relacionado

Sin querer confirmar si su relación continua a día de hoy, cuando la situación familiar de José Fernando Ortega está más removida que nunca después de que su hermana Rocío Carrasco haya roto un silencio de décadas. Igualmente, Michu sí que ha querido dejar claro que "la actualidad nuestra ahora es otra", deslizando que ninguno de ellos es la misma persona que en 2017, cuando atravesaban serios problemas personales y como pareja, y que su testimonio este lunes en el juicio iba enfocado en pasar página y "para que todo esté bien".

Artículo relacionado

No cabe duda de que la actitud de Michu está muy lejos de interferir en el deseo perseguido de José Fernando por abandonar el hospital psiquiátrico San Juan de Dios, situado en Ciempozuelos (Madrid), para volver a casa de su padre después de cuatro años ingresado. ¡Dale al PLAY al vídeo para ver en qué punto se cuenta la relación entre el hermano de Gloria Camila Ortega y Michu!